Arriba
Imocli > Noticias  > ¿ERES PADRE O MADRE?
Qué crees que puedes hacer para mejorar el futuro de tus hijos

¿ERES PADRE O MADRE?

¿Qué crees que puedes hacer para mejorar el futuro de tus hijos?

por Veronica Escamilla. Linceciada en Pedagogía.

Estarás de acuerdo conmigo que hay cosas en las que los padres pueden intervenir y cosas en la que desgraciadamente no. Es obvio que si los padres pudiesen, se hipotecarían por la salud de sus hijos pero no es posible. Quizás sea esta la razón por la que hoy día, cada vez es más común, encontrar a padres concienciados con una alimentación saludable, padres que valoran medicinas alternativas y que trabajan día a día con sus hijos la conciencia en estos asuntos.

Pero, ¿Qué hay de las cosas en la que sí que podemos intervenir?
Si te dieran la posibilidad hoy de frotar la lámpara y pudieras pedir únicamente tres cosas para tus hijos, probablemente pedirías.

  • Garantizar su futuro profesional 
  • Enseñarles a valerse por sí mismos en la vida. Pero sobre todo, y como prioridad
  • Que sean felices y  seguros.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a lograr ser feliz y  garantizar su futuro profesional en los tiempos que corren?

Probablemente ayudar a los hijos a garantizarse un trabajo ha sido la obsesión de los padres por generaciones. En la época de mis abuelos, en cuánto los hijos levantaban un palmo del suelo, los padres comenzaban a enseñarles un oficio. Poco importaba entonces las capacidades del niño, sus preferencias  y si se encontraban motivados o no.
La vida antigua estaba diseñada para el trabajo y todo lo que se excediera de eso, era ocioso y falto de valor.
Estos hijos que vieron pasar su vejez y las oportunidades de largo,  la mayoría se juró  también a si mismo no repetir su historia con su descendencia.  Mi generación nació con la lección aprendida, muchos adolescentes aprendimos pronto que tener una carrera era absolutamente necesario si querías ser feliz. poco importaba nuevamente, si lo tuyo eran las letras, la ciencia, o las artes, en el seno de las familias trabajadoras lo tuyo era aquellos en lo que la salida profesional estuviera garantizada.

El conflicto vino después, y es que los cambios tienen la fea costumbre de no avisar de antemano y si vas a google y miras estadísticas, te darás de bruces con la verdad. dos de cada cinco universitarios se encuentran en desempleo

 

Qué crees que puedes hacer para mejorar el futuro de tus hijos

Y es que según expertos, aunque la universidad es una opción válida , parece que en la actualidad no se adapta con la agilidad necesaria a lo que exige el mercado laboral. Hasta el punto que Jeff Weiner, CEO de LInkedln afirmó que : “Linkedin busca pasión, ética en el trabajo, perseverancia, lealtad y mentalidad de crecimiento. Y estas cualidades no se encuentran necesariamente en un título universitario. Se trata de capacidades que hacen que las personas muestran una mayor diferencia dentro de nuestra organización”

Y la pregunta que surge podría ser, dado que hoy día un título universitario no garantiza el futuro laboral, cómo puedo ayudar a mi hijo a adquirir valores como la lealtad, la ética, la perseverancia y la mentalidad de crecimiento y garantizarle así la adaptacion al futuro laboral?.

Aprendizaje de la “Gestión emocional”

 

Qué crees que puedes hacer para mejorar el futuro de tus hijos

Sin duda es necesario colaborar con nuestros hijos en su aprendizaje de la gestión emocional.

En el momento que vivimos, es necesario saber distinguir emociones como la aceptación, la curiosidad, la determinación, el entusiasmo, la empatía, la frustración, el desánimo. Y es importante desde el punto que sólo aquellos que saben identificarlas e intervenir inteligentemente en la reparación, lograrán que resulten eficaces los impulsos de sus capacidades profesionales.

Así que, si quieres ayudar a tus hijos a garantizarse un futuro profesional, tendrás que ser tú el primero en tomar conciencia y ponerte manos a la obra.

Pero ¿Cómo hacerlo? El deseo de hacerlo choca a veces con la realidad que vivimos. Es difícil ayudar a nuestros hijos a desarrollar competencias de las que carecemos.

Persigue nuevas experiencias educativas para ellos

El sistema educativo no nos educó emocionalmente, la gestión emocional es un término de tan reciente nacimiento, que aunque centros educativos, docentes y padres están tratando a marcha forzada de crearle su merecido espacio, se encuentran limitados por un sistema que no acompaña.

Aulas con demasiados alumnos, profesores que se pierden entre concepto y práxis y un currículum que no facilita el proceso.

Qué crees que puedes hacer para mejorar el futuro de tus hijos

 

Es necesario, que como padres tengamos información del universo emocional de nuestros hijos y a su vez, podamos acompañarlos en la gestión emocional necesaria en un momento donde las competencia profesionales pesan más que el conocimiento académico.

Están preparados mis hijos para valerse por sí mismos en una era de constante cambio?

Según un artículo publicado elEconomista.es, las diez cualidades más valoradas son

  • Compromiso
  • Responsabilidad.
  • Implicación.
  • Actitud positiva.
  • Pro actividad.
  • Adaptabilidad.
  • Interés.
  • Especialización.
  • Sinceridad.
  • Empatía.

Leerlo es bien sencillo, pero prepararse a conciencia para que éstas cualidades se fijen en nuestra persona requiere un trabajo, que en ningún caso es azaroso. Requiere de un esfuerzo consciente y bien dirigido a actuaciones concretas que nos acercan al éxito de la inteligencia emocional.

Beneficios de la inteligencia emocional:

  • Mejora el autoconocimiento y la toma de decisiones.
  • Mejora el rendimiento laboral.
  • Facilita las relaciones interpersonales
  • Fomenta la capacidad de liderazgo.
  • Aumenta la motivación

La realidad que vivimos los padres de hoy

En la situación de partida en la que nos encontramos, ayudar a nuestros hijos a sentirse seguros en la era del cambio, implica asegurarnos que estas competencias personales forman parte de sus vidas.

Requiere de nuestra parte, la garantía que nos daba años atrás la educación seglar en la confiábamos a ciegas como respaldo del éxito de nuestros hijos.

… No quiero un hijo perfecto, pero sí quiero un hijo feliz

“ Era una niña estudiosa, con buenas notas, pero tuvo la mala suerte de tener unos compañeros conflictivos que se metieron con ella desde la escuela hasta el instituto, hasta que no pudo más”.

Estas palabras de una madre son la impotencia con rostro de mujer, son los desastres de un sistema lento e ineficaz a tiempos, son los podría que jamás pudieron o que pudieron pero demasiado tarde.

Es lastimoso ser consciente de esas realidades que parecen no ir con nosotros, hasta que la desgracia y la mala fortuna llevan tu apellido.

Y es urgente, medir, comprobar, intervenir y garantizar la seguridad de nuestros hijos en un sistema educativo que se presupone, está pensado para ellos.

Es alarmante, según un artículo que se publica en Europa Press, “en 2016 se atendieron un total de 5.552 llamadas, de las cuales se han identificado 1.955 posibles casos de de bullying”.Fuentes de Europa Press.2016. Cada uno de los cuales, tienen nombre y apellidos y una historia real.

Es necesario que las aulas generen más seguridad que conocimientos, es importante que la gestión emocional en los procesos de intimidación escolar, tanto del alumno que agrede como del que es víctima, sea tratada con la urgencia de un asunto de estado. Porque señores, estos que hoy se ponen la mochila cada mañana son el futuro de nuestro país.

Qué crees que puedes hacer para mejorar el futuro de tus hijos

Y afortunadamente puede que nuestros hijos nunca se vean afectados por esta realidad, pero es muy seguro que serán padres que tendrán que ayudar a sus propias familias. Serán hombres o mujeres que se enfrentarán a situaciones para las que la gestión emocional sea una herramienta clave.

Es bastante probable, que en la era digital que viven, tendrán que aprender que el mundo cambia más rápido que los sistemas y que aquél que mejor se adapte  es quien logrará sin duda el éxito.

Las profesiones más valoradas, las parejas más estables, las personas más completas son las que tienen la consciencia presente y la zona de confort a raya.

Por eso es fundamental tener datos que arrojen la verdad y evalúen el progreso en este sentido.
“España va bien” fue una frase que pasó a la historia precisamente por todo lo contrario. Si quieres ayudar a tu hijo a labrarse el futuro que todo padre desea, tiene una importante labor por delante.

ANSIEDAD EN NIÑOS